VIAJE AL NEUMATOMAX (SEGUNDA PARTE)

Segunda y última parte!!!!! Ya os advierto que no termina bien…porque no termina.

Si juntamos la impericia de los tripulantes de la nave microtomizada, la presencia de las chicas a bordo, el desconocimiento anatómico de los amigos (que digo yo, que sin abrir en su vida el atlas de anatomía y aprobar con un examen fusilado el segundo curso, como pensaban orientarse por un cuerpo humano y encima, no uno cualquiera, si no …el de Max!!!), los espermatozoides del amigo, los efluvios del higadillo…A quién se le ocurre entrar por la polla. Un marrón que te cagas, bueno dicho así, menos mal que no entraron por el culo (se tira un pedo Max- en el Puatest nos aclarará el tema- y ni te cuento, colonizan Marte del vuelo que les mete.

Ya veréis que muy orientados no van y encima los ilusos autores del guion se creían que la Púa de Papel iba por buen camino y quedaban más ediciones. “Hasta el próximo número, no os perdáis el próximo episodio”…pero que mierda es esta!!! (y ahora no me refiero a lo de antes), vaya timo. Pero si no se editó nada más. A ver si lo entendéis, no hay Púa de Papel tres. Y menos mal, porque tampoco debía ser fácil para los guionistas imaginar y describir cómo este grupo de torpes e ignorantes reparan el desaliñado pulmón. ¿Con tiritas?

Lástima quedarnos con las ganas. Han perdido el tiempo. ¿Porqué no entraron por la nariz o por la boca?. Habrían llegado cagando leches (cagando y leches escritos juntos a estas alturas del texto ya huele mal) a los bronquios. Es verdad que había que sortear la humareda y el olor a porro, pero ni comparación con los juguetones e hiperactivos espermatozoides. En un plis plas aquí te pillo aquí te mato (es un decir). Este misterio me intriga.

Además entiendo que la feroz pelea de M. Ángeles con los gonococos habría sido menos necesaria. En dos capítulos terminado y nosotros contentos.

Lo que está claro es que Max sobrevive, perdonadme el spoiler, y los tripulantes por algún agujero salen, que ya me interesa a estas alturas enterarme por cual, porque con el despiste que llevan vete tú a saber (¿por la oreja?).

También desconozco cuanto da de sí una anestesia de media hora de “Grandes Relatos” de RTVE. Después de la primera parte del Púatest de Max queda claro que leer, leer no lee y el programita tiene pinta de “ole tus huevos”. ¿Tuvieron bastante tiempo? ¿Lo tuvieron que reanimar con el “je t’aime, moi non plus”?

Lo siento, pero me ha quedado un sinvivir.

Acepto propuestas para finalizar el episodio. A ver si entre todos lo rematamos.

7 comentarios en «VIAJE AL NEUMATOMAX (SEGUNDA PARTE)»

  • el sábado, 30 de enero de 2021 a las 12:36 pm
    Enlace permanente

    Que risa!! yo creo que ya éramos muy buenos, no? Seguro que si hubiéramos estudiado un poco mas, ahora la humanidad no podria deleitarse con esta fantástica novela de aventuras.

    “La imaginación estaba debajo del Farreras”

    Respuesta
  • el sábado, 30 de enero de 2021 a las 7:45 pm
    Enlace permanente

    Pepe, propongo dejar ese final abierto o ponerlo en manos de Maite, para que con sus conocimientos en el “género negro” y su genial sutileza, tenga un final como se merece, no sea que la jodamos y tengamos que hacer un “ regreso al futuro-3”.
    Un abrazo.

    Respuesta
  • el lunes, 1 de febrero de 2021 a las 7:14 pm
    Enlace permanente

    Para salir de los hepatocitos tendríamos que coger “la porta” y para “la cava”. La salida estaba clara (jajaja). A ver si acabamos el relato entre todos en un próximo encuentro.
    Muy divertido Pepe. A ver que nos espera en la siguiente entrega que este revivir no tiene precio.

    Respuesta
  • el lunes, 1 de febrero de 2021 a las 10:58 pm
    Enlace permanente

    Sigo flipando con la historia, la verdad es que ya no recordaba este episodio nuestro de la Púa.
    Nada más leer el titulo y ver que no habría fin se me ocurrió y lo comenté en casa, dejar el final abierto para cerrarlo nosotros ahora.
    Pero después de ver que todos pensáis lo mismo se me pasa por la cabeza proponer un concurso literario (nada serio por cierto) sobre el final del Viaje al Neumatomax y si Dios quiere y pronto, poder exponer los textos en nuestra reunión allá donde determinemos, o enviarlos a un jurado y que decida ganador/a y finalista de está historia surrealista y alucinógena.
    Ahi lo dejo.
    Que mentes la de aquellos años!!! 🙂

    Respuesta
      • el martes, 2 de febrero de 2021 a las 7:00 pm
        Enlace permanente

        Por ejemplo, la idea sería formar unidades de dos, y viajar surrealisticamente por el body de Max.
        Las historias recogerlas en un docu de 2-3 hojas y que un jurado elija el mejor final. Pero con premio, claro.
        Todo para la reunión futura, premios de La Púa Lectora, premios del concurso fotográfico y este de historias alucinógenas.
        Yo lo voy pensando.

        Respuesta
  • el martes, 2 de febrero de 2021 a las 7:48 pm
    Enlace permanente

    Gracias Max y Manel por adheriros a la surrealista y loca idea de terminar una historia que creo, se lo merece. La salida de Cinta por la cava ya tiene ingredientes de neumatomax tercera parte. Espero que cuaje la idea entre unos cuantos irreverentes y sinvergüenzas para seguir pasando ratos como estos. Yo, por supuesto, me apunto, contad conmigo. Max, se te acumula el trabajo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *