Viaje por la Cerdanya

Una vez hecha la introducción sobre la Sección “Paseando por el mundo” (sí, sí,… todo lo anterior solo era la introducción, jeje ), voy a relataros una pequeña excursión que he hecho este mes de agosto en La Cerdanya. Me viene bien, en relación a la idea de que hay tantos viajes como viajeros y a la idea de que nuestra vivencia será nuestro viaje. Incluso cuando volvemos a lugares en los que ya hemos estado anteriormente, podemos tener vivencias diferentes.

La excursión en cuestión es la ascensión al Pico Perafita, a través del Coll de Perafita y sobre los Estanys de La Pera, un lugar soberbio, de lo más reputado en belleza en La Cerdanya y con razón. Tiene además la característica de ser un lugar de fácil acceso, lo que lo hace especialmente frecuentado por excursionistas de todas las edades. La manera más fácil y habitual para realizar este recorrido es iniciarla en el área recreativa Les Pollineres, a donde se llega a través de una pista en buen estado, de unos 7 Km, que sale de la estación de esquí nórdico de LLes, a la que llega directamente una carretera desde el bonito pueblo de Martinet.

El sendero está perfectamente señalizado y sube entre bosque siguiendo el curso del riachuelo que baja de los estanys.  A unos 3 km y 300 m de desnivel, quizá 1h y cuarto, encontramos los idílicos y famosos Estanys de la Pera y sobre ellos el Refugi de La Pera.

Seguimos ascendiendo, ya por terreno más pedregoso y sin árboles, hacia el collado, ganando altura y perspectiva sobre los 2 lagos que acabamos de pasar. Serán otros 3 km y 200 m de desnivel, aunque con un poco más de pendiente, quizá 1h. Llegar al Collado de Perafita ya es un premio. Se trata de un extenso paso natural entre Andorra y La Cerdanya, situado a algo más de 2.500 m con unas vistas impresionantes tanto de La Cerdanya de donde venimos, como hacia el otro lado, Andorra, donde se extienden de manera abrumadora un gran número de sierras y cimas. Por encima del Collado de Perafita nos quedaría una hora escasa hasta el Pico de Perafita, 2.756 m. Es una subida facilísima, por la loma, con extensas vistas a ambos lados.

Pero me quiero quedar en el Collado. Era la cuarta vez que me encontraba en este punto. La primera fue hace unos 10 años, con Montse, como ahora. Hicimos el mismo recorrido y el Pico. La segunda y la tercera fue con distintos grupos de amigos, haciendo una preciosa ruta circular de 2 días que sale de La Cerdanya por la Vall de la Llossa, entrando a Andorra por el Port de la Vall Civera, recorriendo la Vall del río Madriu, patrimonio de la humanidad por la UNESCO año 2004, volviendo a entrar a La Cerdanya por el Coll de Perafita, del que estamos hablando ahora. Esta cuarta vez que estaba en el collado de Perafita, tuve una vivencia que no había tenido las veces anteriores e hizo que mi “viaje” fuera diferente a las anteriores veces que había estado allá.

Un par de días antes, repasando el recorrido que íbamos a hacer, encontré un “track” en Wikiloc titulado “Perseguits i salvats”. Descubrí en ese momento que el paso natural de Perafita entre Andorra y Catalunya había sido la vía de escape y éxodo de miles de judíos europeos, de Alemania, Polonia, Austria, Holanda, Bélgica, Francia,…. que entre 1939 y 1944, durante la segunda Guerra Mundial, huían de los nazis y tenían como objetivo llegar a España desde donde embarcaban hacia terceros países, sobre todo América.

“Perseguits i Salvats” es un proyecto de la Diputació de Lleida que identifica las rutas por donde discurrieron los pasos de todos esos perseguidos para etiquetarlas como rutas culturales y considerarlas como memoriales de los hechos ocurridos. También se pone en valor la ayuda y solidaridad que los vecinos y habitantes de esas zonas brindaron a los huídos. Parece ser que fueron especialmente importantes los pasos a través del Pirineo de Lleida, por diferentes lugares, pero especialmente el Coll de Perafita, ya que un gran número de los refugiados entraban primero a Andorra por ser un país que debido a sus características políticas les ofrecía algo más de seguridad que Francia.

Mi cuarta vez en el Collado de Perafita, mi segunda vez con Montse en el Collado de Perafita, pero mi primera vez en la que estando allí me hice consciente de que miles de personas habían pasado penurias tratando de salvar la vida pasando por ese lugar en el que yo había estado antes sin saberlo. Me resultó una experiencia diferente, especial y emocionante.

Gabo
Últimas entradas de Gabo (ver todo)

Gabo

Gabriel Rull, médico ya jubilado, con tiempo para dedicarme a mis aficiones, la montaña, los viajes, el deporte, además de a la familia y los amigos. Colaboro con Puaweb escribiendo y editando sobre viajes y haciendo todo lo que se me pida.

4 comentarios en «Viaje por la Cerdanya»

  • el sábado, 3 de octubre de 2020 a las 9:31 pm
    Enlace permanente

    Després de viatjar durant molts anys arribem a la conclusió que la mirada del viatger és fonamental. També a mida que vas fent anys t’agrada que el viatge tingui un motiu mes enllà de contemplar allò que mai has vist. Vestir-lo d’una història, d’un relat que et sigui proper és una manera d’enriquir el viatge. Per aixó m’agrada aquesta crònica que mes enllà de l’intinerari el relaciona amb un passat dramàtic que enforteix la experiència. Molt be.

    Respuesta
    • el martes, 3 de noviembre de 2020 a las 8:26 pm
      Enlace permanente

      Així es Lluís, sempre es interesant buscar informació relacionada amb els llocs que s´han de visitar: histórica, sociológica, cultural, mites i llegendes….., sempre apareixen aspectes que et farán més atractiu, encara, el ser-hi allá. En aquest cas, un fet históric dramátic que jo no havía descobert abans, pero mai no es tard. m’en alegro que t’hagi agradat.

      Respuesta
  • el miércoles, 18 de noviembre de 2020 a las 9:09 pm
    Enlace permanente

    Subí al Perafita solo hace ya unos años. Fue una excusa para estrenar una mochila. No sabia que el collado habia sido ruta de huida de los judios. Volveré. Despues de leer el artículo dan ganas de volver, aunque solo sea para mirarlo con otros ojos…

    Respuesta
    • el jueves, 19 de noviembre de 2020 a las 7:08 pm
      Enlace permanente

      Me encanta que el artículo te haya despertado las ganas de subir otra vez. Quizá podríamos organizarlo para hacerlo juntos. Es fantástico volver a lugares en los que ya has estado y tener sensaciones diferentes. Gracias por tu comentario.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *