NADA

Print Friendly, PDF & Email

Se termina el plazo convenido para publicar este mes y no tengo nada.

Me pongo delante del teclado, un gran espacio en blanco, un mundo literario virgen y no se me ocurre nada.

Pienso en el grupo de amigos. Todo va bien.

Los problemas de salud se solucionan entre amables correos y las ilusiones se comparten.

Todo está bien y yo no tengo nada. Mi cerebro está más liso, blanco y plano que un azulejo.

No puedo recurrir a mis comodines habituales e infalibles. Es desesperante. A Pedro se le ha visto por Dinamarca, Menorca e incluso en bolas en la terraza de su piso de Bilbao. Sin novedad.

A Manel se le supone escapando de su laberinto de emociones, pero no me cuentan nada.

Nada

No hay salidas asesinas que relatar. No viajo. Nada

Hoy si no viajas o miras series eres nada. Es el nuevo consumo.

Casualidad, o no, la única serie que he visto se titula “Nada”. La recomendó Pedro en este blog. Una obra de arte que no hace mucho habríamos llamado película.

Cinco capítulos de media hora. Dos horas y media!!!!

¿Es eso una serie? ¿No aguantamos dos horas y media seguidas?

Desvarío, disimulo porque no tengo nada.

Voy a la nevera para auto engañarme. Pienso por el camino que a su inventor le robaron el Nóbel. Dilato el tiempo dudando entre una coca cola o una cerveza. Mejor lo primero. El fin de semana ha sido largo y lleno de alcohol para un “dos copas”.

En Islandia ahora no se pone el sol, mis lectores necesitan lecturas inteligentes.

Sólo se me ocurren idioteces. Normal. Para escribir idioteces tan solo se requieren dos factores.

Ser idiota genético y tener tiempo para plasmarlas. A mí me falta hoy lo segundo.

Creo que ya lo tengo, tiene gracia. No, es una torpeza. No tiene esa gracia que yo había plasmado en mi mente. No tengo nada. Sigo sin nada. Otra desilusión para un optimista compulsivo como yo.

Intentaré improvisar. Se me da bien, creo, o por lo menos no me queda otra. Se acaba el tiempo.

Mis compañeros de blog escriben mejor. Disimularé. Contraatacaré. Me gustaría verlos alguna vez en este trance. No es fácil hablar de los amigos. Seguramente es lo más difícil.

¿Cuándo se le ocurriría a Manel meterme en este lío?

Otros pueden decir orgullosos, “yo escribo de literatura, cine, música, arte, tecnología, viajes, gastronomía”. “Yo redacto la editorial”

Y yooooo!!!! ¿Cómo explicar que soy el cotilla del grupo?

Se me cae la cara de vergüenza.

Con mi estilo cutre tapo las carencias literarias. Sin duda prefiero la sonrisa que la enjundia, Es mi destino.

Amo a quien me hace reír y en este grupo abunda gente así.

No pretendía hablar de mí, estoy improvisando huyendo de la nada. Tal vez no se note.

Me pesa esa “Nada” de la insoportable “Historia interminable” que va apagando las palabras.

No alcanzo ni el subsuelo de mis admirados Ernaux, Kallifatides o Mairal.

Tres maravillosos ejemplos que representan cómo escribir sobre uno mismo desde el drama, la poesía o la ironía.

Escribir sobre uno mismo. Ya está.

Podría escribir sobre sexo, Esto funcionará seguro.

Pero ¿Qué sexo, el mío? ¿A quién le interesa la ciencia ficción?

Qué bien lo describe el puñetero Mairal. Vuelvo a disimular. Espero que no se note demasiado. Su primer verso lo tituló “Nadie moja en la patria”. Un genio, un ídolo cargado de experiencia. Así cualquiera se pone.

Soy un Supermán cargado de kriptonita.

Mairal cuenta en un relato breve que está aterrado porque se le termina el plazo para presentar un conjunto de cuentos. Ante la insistencia de su editor, le envía un título para apaciguarlo. “Me gusta cagar a oscuras”.

Es genial porque es mentira aunque es verdad, Le gusta cagar a oscuras.!!! o eso me hace creer.

Ahora recuerdo que tengo que ir al inodoro. Tengo gases y no parece una excusa.

Seguramente allí se me ocurrirá algo. espero no cagarla. Seguro que salta la chispa. Mejor no, con los gases igual exploto.

Regreso después de una hora con la marca del asiento tatuada en mi culo.

No ha funcionado, no tengo nada.

Otra vez será.

4 comentarios en «NADA»

  • el sábado, 29 de junio de 2024 a las 7:59 am
    Enlace permanente

    Que bueno, Pepe!
    Dedícate a escribir estas chorradas. Son realmente buenas.
    Abrazos

    Manel

    Respuesta
  • el sábado, 29 de junio de 2024 a las 11:48 am
    Enlace permanente

    Fantástico cómo consigues sacarle tanto jugo a la “nada”, Pepe; oro más bien diría. Me encanta como escribes y juegas con el absurdo con un dominio completo. Me has recordado el desierto, donde la belleza está en la pureza de la nada. ¡Enhorabuena!
    Abrazos.

    Respuesta
  • el sábado, 29 de junio de 2024 a las 5:29 pm
    Enlace permanente

    ¡Felicidades Pepe! Me has llenado de verguenza porque yo cuando no tengo NADA directamente no escribo y ahora me doy cuenta de que opto por el camino fácil . Lo que vale es lo tuyo ¡eres mi idolo!

    Respuesta
  • el domingo, 30 de junio de 2024 a las 9:17 pm
    Enlace permanente

    Grande Pepe!!!!! Sólo tu puedes salir de este entuerto de forma tan brillante…! Genial!
    Un fuerte abrazo
    Cristina

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *