FELIZ AÑO…AMIGOS

Queridos míos y mías por si no os habéis enterado se ha terminado la Navidad, el año y los Reyes … los Magos, que a los otros ni nombrarlos no sea que termine en Bruselas.

Teniendo en cuenta que no han colado las múltiples chapuzas de Gabi para hacernos millonarios y lo que más os puede enriquecer este año son mis relatos nada mejor que leer lo que viene para enteraros de algo.

Para esta crónica de buenos amigos he tenido que renunciar una vez más a mis cotizadas colaboraciones en las más prestigiosas revistas del corazón y desafiar un cara a cara con Belén Esteban cosa que por otra parte me suele producir sarpullidos.

Primero un abrazo y un recuerdo especial para quienes habéis dejado a vuestros seres queridos este año y particularmente a todos nosotros por el salto al vacío del inimitable Ramón.

También, no me puedo olvidar, mi feliz enhorabuena a esos pequeños puítas que se han añadido a nuestra particular fiesta.

Las puñaladas del tiempo siempre han sido menos cuando las hemos compartido y nos han puesto a prueba ruidos de sables.

Ánimo y mil besos una vez más a quien necesite este abrazo.

Pandemia, confinamiento, mascarilla y distancia a tomar por culo.

Púa Trekinera y Mallorca dos hitos en era covid.

Besos, abrazos, risas en directo, horas de charlas, puestas al día, emociones compartidas…

Aunque el bueno de Pere S. considere que tenemos treinta años todavía (que los tenemos) y nos retuerza el hígado entre valles bellísimos, torrentes y subidas dignas de Port Aventura que ponen a prueba castigadas rodillas, sus temerarios seguidores damos un digno do de pecho y llegamos irreductibles a esa estratosfera que nos marca.

No será por el banquete que nos pegamos al que evidentemente Manel no acudiría ni teletransportado.

Seguramente el no callar durante toda la travesía pueda ser considerado como dóping.

Incorporamos, si me lo permites Cristina, a Albert que apunta maneras de púa.

Con la emoción de conocernos se dejó las luces de su deslumbrante deportivo encendidas mientras nosotros no parábamos de subir montañas. Igual la memoria me traiciona pero no recuerdo bajadas.

Conseguida la hazaña de regresar sanos (es un decir) al párking y con la promesa y recompensa de alguna copa de cava cual maná para celebrar el cumpleaños de Pere S. instalada en la única neurona que nos quedaba libre, el formidable descapotable de Albert se acojonó (me parece que lo había alquilado por Amazon para deslumbrar a Cristina) y se negó a arrancar.

Allí nos tienes parados, y lo que es más grave, con varios “ingenieros de coches” opinando.

Encima sonríe no vayas a parecer borde de entrada.

Ni recuerdo cómo, el pepino ese arrancó, Albert dejó clara su candidatura a Púa Senior y nuestra felicidad fue total.

De los abrazos, risas, comidas bebidas(especialmente), paseos y emociones mallorquinas os ahorro el comentario extra y os remito al artículo pertinente que escribí y describí magnificamente como demuestran lo mil quinientos trece “me gusta” y doscientos veinte comentarios favorables. Os lo agradezco tanto que sólo con pensarlo se me escapa una lagrimita.

Si no lo leísteis…uf, iba a escribir una grosería imperdonable en mí, algo así como “que os jodan desagradecidas cochinillas con eyaculaciones precoces y memoria de pez loro y dioptrías de besugo”..esta era la versión suave.

                         DIAS DE NAVIDAD

Se supone que tengo que ser benevolente en estos días de paz.

Nada mejor que empezar describiendo el auténtico puamontaje que realizó mi admirada Maite.

Qué artista

Se inventa una PCR positiva para encerrarse en una habitación rodeada de botellas de cava que iban cayendo sin solución de continuidad.

Nadie te observa, y lo que es mejor, quedas lejos de la peligrosa influencia de los villancicos de Xavier que tienen más poder destructivo que las armas secretas de Corea del Norte.

Según me han contado, se encerró cuando Xavier empezó con la selección de hits tecnohopheavymetalacusticindychristmas de la república de Azerbaidjan.

Temieron por su vida cuando salió y dijo que quería empezar a trabajar para hacerle una disección al pato Donald.

Hoy está perfectamente recuperada y más feliz que una perdiz…te quiero

Begoña hizo lo mismo, pero sin cava que se sepa.

Aunque es más santa que santa Teresa y Juana de Arco juntas, parece ser que trucó el resultado del test a “su” Pepe y lo encerró en una habitación unos cuantos días concediéndose unos momentos de dulce libertad.

Yo en el Zoom la vi como unas castañuelas…ya me diréis.

Dios se lo ha perdonado y yo la bendigo

Manel iba bien con su emblemática lata de chatka que recrea un sentido homenaje (el que no sepa de que estoy hablando que se empiece a preocupar porque está en una gran editorial de la web y no quisiera repetir lo que pienso de tal persona pedazo de estropajo con patas).

Iba bien hasta que le cogió esa obsesión por chupar ostras vivas.

Una de ellas, con más razón que un santo, se le agarró al bigote, fue aspirada por esa nariz que Dios le dio (envidia de Cyrano),se le atascó donde termina una PCR y creo que está actualmente entretenida por el hipotálamo que en su caso no sirve de mucho.

En cualquier caso hubo una insuperable celebración familiar con esa espectacular mesa que prepara Adela, grandes manjares como es debido, y unos entrañables y crecientes seres alrededor.

Gran familia, inmejorable amigo…feliz año.

Y cuando escribo y tengo que describir una magnífica mesa, mi única neurona funcional se activa y lo relaciona con Carmen.

Poca broma dónde se encuentran la emoción, la buena mesa y el calor de una familia que ya es un poco nuestra.

Conozco pocas familias que sepan reunirse tan bien, tan a menudo y en tanta armonía alrededor de una cuidadísima, copiosa y adornada mesa.

Un enorme abrazo para todos y muy especiales para tu madre y para ti.

También digno de mención, como no podría ser diferente, la comilona de nuestro responsable de cocina Lluís.

Cómo alguien se haya tomado una sopa Aneto y unos canalones Nostrum puede ser que reciba un cebollazo importante acompañado de un golpetazo con el tomo primero de la enciclopedia “Puturrú de Fuá de la Gran Cocina” que te saca los sesos y los enharina a la vez.

Lo que más me gusta es que Lluís no te hace un entrecot plebeyo (lo que yo llamo un bistec) no, él le pone siempre apellido extranjero y si es francés mejor, porque seguro que sabe peor y si lo apellidas “filete Pérez, Ruiz o Martínez”… la cagas. Imagino que cagar lo debes cagar igual, pero en francés no huele.

Otra familia que crece… un petó molt fort.

Gabi nos manda fotos de un banquete que me lo podía haber enviado a mí por Globo.

Para lo que le sirven las papilas gustativas y para que a Montse se le ponga el ácido úrico a tres mil, otra vez te acuerdas de los amigos y lo celebras con chopped de pavo que suena a fiesta.

Ya falta poco para el final de tu gran lucha y para la gran celebración donde la petaremos y aceptaremos comer, si no hay más remedio, manjares similares.

Ha empezado tu gran año, no lo dudamos.

La celebración de Pedro R. prometía con buen jamón y gambas de la Sirena. Pero uy, se aprecia en la foto abundante presencia de lechuga que a nuestra edad puede provocar retortijones indeseables en la cama.

Si el cuñado te pone un vino que tiene una etiqueta con la denominación “Purgatori” mosquéate querido amigo. Te lo tomaste muy bien, pero mi deber es aconsejarte un contraataque con un queso “caprice de dieu”.

¿Por qué no te obsequió con algo acorde a tu categoría?

 Tal vez no hacía falta un Pingus que creo vale una pasta, pero te podía haber puesto un Marqués, un Señorío o un vino de misa que debe ser la hostia.

Otra gran familia alrededor de una mesa. Otra entrañable familia que aumenta de dos en dos presididos por la matriarca.

Feliz año querido Pedro, vuelve pronto… ya te añoro.

Mientras tanto Lourdes no puede evitar estar lejos del niño.

Que el pobre hijo intenta irse lo más lejos posible de casa y se va a Montreal…ella a Montreal aunque el Fin de Año llegue con retraso con el desconcierto que esto crea.

Luego pasa lo que pasa. Que el termómetro marca -4º, ella en manga corta al aire libre en una terraza como en Mallorca.

Calor de madre.

No es normal que los pingüinos lleven bufanda y los osos polares abrigo cuando tú sales en camiseta a la terraza.

El Montreal psiquiatric institut se ha quedado un fragmento de tejido celular suyo para estudio de su ADN.

Espero que te encuentres de nuevo feliz y normal en casa porque desde entonces no tenemos noticias tuyas.

Disfruta de la vida como tú sabes y regálanos tu alegría y sonrisa todo el año.

Max, con la incombustible y alegre Natalia (para alguna con resaca Noelia) y el incansable Hugo, se planteaba la duda entre visitar Disneyworld, Eurodisney, Futuroscope o… Teruel.

Parece ser que no hay color entre Teruel o París a pesar de encontrar cerrado Dinópolis que debe ser lo mejor incluido Jurasic Park.

Supongo que los convenció después de uno de esos paseos por el Metaverso que se ha inventado y cuatro bajadas por sus montañas rusas.

Y a quién le importa cuando la familia está junta y se encuentra todo genial.

Ojalá muchos años os acompañen y nosotros podamos seguir siendo algo así como unos tíos entrañables para Hugo.

Con Marián me pierdo. Con sus Wasps lo paso peor que con el sodoku difícil de La Vanguardia.

Ya no me aclaro si está preparando las aceitunas para el aperitivo de Navidad o recogiéndolas de su campo.

Si por Granada, por Euskadi o delante de una lata de berberechos.

Suerte que parece ser que la madre pone orden…tendré que informarme porque con una foto que mandó mis dudas aumentan…la monja con cucharón, cuchara de palo y gafas “no veo un pijo” ¿eres tú o tu madre? Si eres tú, cuídate mucho. Hace tanto que no te vemos que no quisiera pensar lo peor.

Querida Marián déjate ver pronto. Muy feliz año.

Tendría que ir terminando dejando comentarios sobre hijas, Wally, disfraces, nietos y orgías varias.

Si me permitís, por mi parte, tras vacunarme contra el Covid, el sarampión, el tétanos y la peste bubónica me atreví a desplazarme hasta Barcelona dos veces.

Una vez para reencontrarme con dos buenos amigos, de esos que bien valen un contagio, y otra para celebrar el día de Reyes con mi hermana y su creciente familia.

De momento no tengo sarpullidos porque supongo que el cariño y la magia de la Navidad pueden con todo.

Seguro que tendremos un buen año y yo estaré para vigilaros y contar lo que pueda.

Estad atentos porque os quiero un montón.

                          MUY FELIZ AÑO AMIGOS

6 comentarios en «FELIZ AÑO…AMIGOS»

  • el sábado, 8 de enero de 2022 a las 10:10 am
    Enlace permanente

    Delirante y deliciosa, caótica y sentimental, perspicaz y entrañable… amigo Pepe, brillante cotilla, nuevamente un desayuno partiéndome de la risa.
    Gracias

    Respuesta
  • el sábado, 8 de enero de 2022 a las 12:53 pm
    Enlace permanente

    Pepe, no sé si fue culpa de tu pocero, pero estás como un manantial del que brotan las palabras a un ritmo frenético, delicioso y divertido a la vez. Que gracia tienes, por favor! Tu sigue, porque ya sabes que nuestra sed no se apaga.
    Gracias. Un abrazo.

    Respuesta
  • el sábado, 8 de enero de 2022 a las 3:02 pm
    Enlace permanente

    Pepe, ja,ja,ja,ja, como buen horticultor que eres, puedo afirmar que sigues permanentemente “sembrado” y en tu caso además en una eterna primavera reventona, soltando delicioso nectar por doquier sobre un estampado floral multicolor.
    Tu verborrea, pícara y cariñosa al mismo tiempo, es un nectar adictivo en el que caemos de cuatro patas todos tus admiradores, no para perecer como las moscas del verso, sino para disfrutar siempre de un delicioso banquete.
    Y hablando de banquetes, veo que no le pasas una a los condumios de los demás.
    Por lo que al mio se refiere te diré que el vino de mi cuñaooo, el Purgatori, ha sido considerado nada más y nada menos que el Mejor Vino Catalán del Año. Pa que te enteres. Y de su precio ya ni te cuento. Y en cuanto a las gambas no eran de la Sirena (mira que eres malo) sino fresquísimas del mercado. Para que sepas.
    Ala pues, aclarados esos libelos, ya solo me queda desearte a ti, a Anna y a los tuyos MUY BUEN AÑO y que lo podamos compartir en muchas ocasiones, para seguir hablando y riendonos de todo que es lo que más nos gusta.
    ¡Un abrazo enorme, bicho!

    (Nota: lo de la negrita no lo puedo quitar, no se porqué, pero no es intencionado ja,ja,ja).

    Respuesta
  • el domingo, 9 de enero de 2022 a las 11:11 am
    Enlace permanente

    Pepe, un fan entregado totalmente a tu delirante imaginación, ironía, desvergüenza. Todo ello impregnado a la vez de un realismo y una sensatez contradictoria que te liberan de prejuicios, rencores, mala leche, comeduras de coco…para tener la sensación de haber sido metido en la lavadora de los resquemores y salir limpio, fresco, sonriente… nuevamente a la vida.
    Pepe, crécete sin miedos, necesitamos tu locura para seguir viviendo y sintiendo la frescura de la vida.
    Un abrazo, loco.
    Pere S.

    Respuesta
  • el domingo, 9 de enero de 2022 a las 11:13 am
    Enlace permanente

    Pepe, tu minicrónica de mis Navidades CoVid me ha reconciliado con ellas. ¡MI vida es más divertida cuando tú la cuentas! Sigue regando con tu buen humor las mil anécdotas de nuestro grupo, eso hace que te queramos aun más.
    PD: Por cierto, me dice Xavier, que el mágico arranque del bólido de Albert se debió a la batería de nuestro modesto Polo y a la sabiduría de un altruista lugareño ¡cómo os lo pasáis sin mí!

    Respuesta
  • el miércoles, 12 de enero de 2022 a las 4:54 pm
    Enlace permanente

    Que bueno, que divertido, Pepe… Está claro que te tenemos que nutrir de experiencias, fotos y vivencias, para que tú nos las devuelvas en clave de humor, con esos comentarios ácidos, cariñosos….incluso a veces acertados…. jaja.
    Por la parte que me ha tocado a mí, desde luego han sido comentarios cariñosos, que te agradezco muchísimo y desde luego que espero que 2022 sea “mi año”, el del “despegue”, lo necesito.
    Pero cuidado con herir susceptibilidades !! Ya ves los que pasa si se nombra el vino “Purgatori”.. jajaja…..
    Te mando un fuerte y cariñoso abrazo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *