ESPIRITISMO

A veces tengo la extraña sensación de que actuáis exclusivamente para provocar mi lado perverso, para ayudarme en la difícil tarea de ser un eficaz cronista del este nada convencional grupo de ineptos o sencillamente para tocarme los huevos.

La reunión, por llamarla de alguna manera, convocada el pasado domingo para debatir respecto al brillantísimo libro con que nos había obsequiado Begoña y que presagiaba grandes momentos literarios, se convirtió, en las torpes condiciones informático/técnico/sexo/intelectuales de este desalmado grupo de amigos en la odisea espiritista que relato y dejo constancia para la eternidad y escarnio de algunos desalmados.

Espero que sirva de estímulo para próximas reuniones

espiritismo e1645093865284

Pues sí queridos, la convocatoria de debate por parte del nunca suficientemente bien ponderado y alabado San Max, trajo inmediatamente a mi turbulenta mente este wassap que muestro a la izquierda.

Lo que pudo haber sido, en manos y cerebro de cualquier grupo decente, una amena y rápida elucubración relacionada con un buen rato de lectura, con nosotros empezó casi una hora tarde entre frustraciones técnicas, incomparecencias, ineptitudes informáticas, retrasos injustificables y demás pamplinas.

Mi cerebro ya no consigue recordar si el pobre Pereira recibió un trato justo o si se descalabró en remotos lugares.

No sé si la tortilla a las finas yerbas se la zampó él o alguno del grupo que irremediablemente se confundió de hierba.

Vosotros mismos.

EL VIDEODEBATE PÚA

Para empezar ¿Quién no entiende lo de las siete treinta?

Alguien tiene que volver a revisar Barrio Sésamo!!!

No se recuerda una disincronía horaria tal desde una batalla narrada por Gila.

Algunos, poquísimos, puntuales y formales.

Incluso Águeda recién ascendida a los altares pueros estuvo al quite. En su caso tiene toda la lógica por la completísima y perfecta carga genética que compartimos y hace del entendimiento una virtud.

Los otros…

Pedro R. (luego dice que siempre recibe, pero no es mi culpa queridísimo amigo) inmanifestado dando alarmas por wassap “¿Dónde estáis?”.

Dónde estás tú alma perdida que te confundes de chat!!!!

A éste lo recuperamos relativamente rápido.

Luego entramos ya en un selecto grupo que son más inútiles que la vacuna de Astra Zéneca.

Lo de Maite es Cum Laude. No hay día que no convoque al comodín del público.

Cuando aparece nos hace un contrapicado de su flequillo, ella sabrá porqué, que nos tiene media hora intentando encontrar sus cejas.

Después de diez minutos , aquí es dónde se incorpora Lourdes, consiguen “pantalla completa” entre gritos confusos de la mayoría del personal ya un poco desquiciado. “Los tres puntitos” “Dale más abajo”, otra, “Sube” (lo que sube es el desconcierto), “Baja, dale al punto, en la tercera línea te pones, aprietas y te saldrá….”. Lo que te saldrá es una almorrana de tanto apretar el culo y, con suerte, una hernia en el cerebelo!!!!!!

Max, en otro alarde de compostura (yo ya creo que se fuma algo antes de cada reunión porque no es normal) y dignidad informática, consigue resolver y reconducir la “Marxiana” situación.

A todas estas se presenta por su casa Spiderman con telarañas en el sobaco reclamando la socorrida pizza.

Cristina, a todas estas, sin parar de hacer fotos de los espíritus que van apareciendo como si no hubiera un final.

Begoña, que se suponía era el alma de la fiesta, deja de ser un espíritu inmaterial para manifestarse al fin por un móvil que no servía para una mierda.

Max gritando o suplicando, “no toquéis nada”, porque con la ineptitud reinante y las ganas de colaborar iban apareciendo y desapareciendo espíritus ya manifestados.

Max con mascarilla. Según mi criterio servía para que nadie lo reconozca. Quizás estaba jugando con su hijo al Llanero solitario o El Zorro con el antifaz ya en la boca de puro desconcierto.

Ni se sabe cómo, Begoña consigue el objetivo (una pantalla decente) que parecía más difícil que ganar la batalla de Birmania.

Cuándo las aguas están volviendo a su cauce y parece que arrancamos se nos aparecen oportunamente los elegantes espíritus de Lluís y Marta que se han perdido el inicio de fiesta al igual que Pere S.

A la pareja la entiendo porque las cocciones que duran catorce horas no se pueden dejar así como así.

Pere con tanta actividad no da a basto y debe ser difícil calcular la bajada de un monte o la duración a estas alturas de nuestra vida de un apretón “ni te cuento” ( lo digo metafóricamente, ya me entendéis, porque esta sección es apta para menores).

Pere llegaba con el libro recién leído en un día (me parece que el récord Guinnes es de diecisiete minutos) y eso disculpa que estuviese convencido que había leído a un gran escritor chino.

Para terminar están las almas in manifestadas.

¿Algún día debatirá con nosotros la sesuda y “recogeaceitunas” Marián?. Digo yo que las aceitunas y almendras tienen su ratito y ya…

Ánimo Marián que te estás perdiendo una buena.

Total que lo que iba a ser un interesante y erudito debate literario de un ratito fue más largo y duro que el palo de una PCR.

Por cierto, cuando arrancó el sesudo intercambio de opiniones y Maite se puso, babeando, en el papel de moderadora(bien) todo fue genial.

Algo es algo y espero con ansiedad el próximo videodebate.

A la caza de nuevas y delirantes crónicas se despide este Púacronista.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

5 comentarios en «ESPIRITISMO»

  • el domingo, 20 de febrero de 2022 a las 12:31 am
    Enlace permanente

    ¡Que ingenio y que gracia tienes, Pepe! Le sacas punta a todo, aunque no nos cuentas quien de la foto es el medium (ja, ja). Otra vez me has hecho reír de lo lindo y eso es muy de agradecer. No pares de disparar. Un abrazo.

    Respuesta
  • el lunes, 21 de febrero de 2022 a las 1:15 pm
    Enlace permanente

    Pepe tus crónicas no me las pierdo nunca aunque no me manifieste. Reirme es poco, sinceramente lo tuyo es el show-business. Prometo conectarme en el proximo fórum de la pua lectora. Yo tambien os añoro! Un abrazo enorme, sigue asi y no cambies!

    Respuesta
  • el martes, 22 de febrero de 2022 a las 10:51 am
    Enlace permanente

    Hosti Pepe, que descojono con la sesión de espiritismo. Bueno, descojono y temor, puesto que si aguantamos tres o cuatro años con el club de lectura no quieras tu saber lo que puede ser el videodebate. Yo creo que deberíamos volver al régimen epistolar, quieras o no, ese es nuestro lugar.
    Un abrazo querido

    Respuesta
  • el viernes, 25 de febrero de 2022 a las 3:39 pm
    Enlace permanente

    Pepe, de descojono total. Aprovechas todas las oportunidades que se te presentan para satirizar el momento.
    Realmente, las videoconferencias son pura ciencia ficción.
    No puedo imaginar lo que sucederá en los próximos tiempos con “achaques” importantes en nuestro cuerpo.
    En una sesión de espiritismo, podemos acabar levitando todos sin enterarnos.
    Besazos amigo 😘😘

    Respuesta
  • el martes, 8 de marzo de 2022 a las 8:34 pm
    Enlace permanente

    Graciosillo! Cómo te queremos a pesar de todo lo que nos llamas!
    Sin ti nada sería lo mismo.
    Un abrazo lleno de cariño… hasta romperte todo lo que tiene hueso.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *